Se cumple un año de la muerte de Floyd: la mancha del racismo en la historia de Estados Unidos

Fuente: Xavier Magraner / La Vanguardia

Hoy martes 25 de mayo se cumple un año desde la muerte del ciudadano americano George Floyd, a manos de un agente de policía. Aquella brutal muerte, provocada por Derek Chauvin, fue grabada y mostrada al mundo, evidenciando una vez más las manchas históricas que Estados Unidos aún no ha logrado superar por completo: el esclavismo y el racismo.

En cuestión de días la muerte de Floyd llegó a convertirlo en un símbolo de igualdad entre etnias, generando manifestaciones multitudinarias por todo el país. Movimientos como Black Lives Matter volvieron a surgir, y la sociedad miró hacía atrás para recordar a personajes históricos que defendieron en su día los derechos de los afroestadounidenses.

La historia de Estados Unidos con el racismo, plagada de luces y sombras

El recuerdo de emblemas como Malcolm X o Martin Luther King, dos luchadores por la igualdad que fueron asesinados, volvió a florecer entre la sociedad estadounidense tras el asesinato de Floyd. Por otra parte, también resurgió con fuerza una etapa negra de la historia de Estados Unidos: La Guerra Civil entre la Unión y la Confederación.

Símbolos de la ya extinta Confederación volvieron a ser cuestionados, y más de 170 fueron eliminados o rebautizados, como las estatuas de figuras ilustres como el general Robert E. Lee o Jakson, que fueron retiradas debido a sus connotaciones racistas. La sociedad estadounidense desea no olvidar de dónde viene, pero sí erradicar cualquier símbolo relacionado con el esclavismo o el racismo, tal y como se demostró el pasado verano.

La supremacía blanca en Estados Unidos: el Ku Klux Klan

El fin de la Guerra Civil no supuso cortar de raíz el germen del racismo en Estados Unidos. Durante la Reconstrucción los negros no fueron integrados como iguales en la sociedad blanca. Una sociedad supremacista y racista, el Ku Klux Klan, fundada por soldados confederados, consiguió fuerza y poder en la mayoría de estados del sur. Pese a su disolución en 1871, el racismo seguía estando vigente en el país.

Películas como ‘El nacimiento de una Nación’, promoviendo abiertamente el racismo, volvieron a despertar una supremacía blanca que nunca había desaparecido entre la sociedad. Un nuevo Ku Klux Klan surgió de sus cenizas, llegando incluso a tener 5 millones de adeptos.

Este ascenso supremacista blanco acabó provocando la creación de organizaciones políticas negras como fue el Black Panther, fundada en 1966. Muchos de sus seguidores estuvieron involucrados en varios tiroteos mortales con la policía durante años.

Joe Biden apuesta por la igualdad entre la ciudadanía del país

El nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tiene entre sus prioridades afrontar la igualdad racial en el país, a través de una ley que aborde la que sería una de las reformas policiales más revolucionarias de la historia del país.

La muerte de George Floyd fue un golpe de realidad para Estados Unidos, que sigue observando como manchas negras de su historia siguen aún con vida y que ni mucho menos han desaparecido.

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *